El índice de confianza de la industria brasileña retrocedió un 1,6% en agosto frente a julio y renovó una mínima histórica tras un respiro el mes pasado, dijo el miércoles la privada Fundación Getúlio Vargas (FGV).

El índice bajó a 68 puntos en agosto, frente a 69,1 puntos el mes anterior. En julio, el índice había escalado un 1,5% a interrumpió una serie de cinco caídas consecutivas.

Según la entidad, el retroceso de agosto se debió al deterioro tanto de las evaluaciones sobre el momento actual como de las expectativas futuras.

"La caída del índice en agosto sugiere que la alza del mes pasado habría sido un evento pasajero. Los factores desfavorables aún predominan ampliamente sobre los favorables", comentó a través de un comunicado el superintendente adjunto para ciclos económicos de FGV/Ibre, Aloisio Campelo Jr.

El índice de situación actual cayó un 1,6%, a 69,2 puntos, el segundo nivel más bajo de la serie histórica.

El índice de expectativas también retrocedió un 1,6%.

El nivel de utilización de la capacidad instalada en la industria alcanzó un 77,77% en agosto, frente a un 78,2% en julio.

La industria es una de las mayores víctimas de la crisis económica por la que atraviesa Brasil, en un cuadro de contracción de la actividad e inflación elevada, y datos recientes han reforzado la idea de que la recuperación del sector aún está lejos.