La confianza del consumidor brasileño interrumpió seis meses de caídas y subió un 1,3% en noviembre frente a octubre, dijo el miércoles la privada Fundación Getulio Vargas.

La entidad dijo que su índice de confianza del consumidor alcanzó los 76,7 puntos en noviembre, que se comparan con los 75,7 de octubre.

El índice de expectativas registró un incremento de 2,1%, a 82,8 puntos, y el de situación actual avanzó un 0,2%, a 65,8 puntos.

Las perspectivas para la economía brasileña continúan en franco deterioro.

Los economistas consultados en el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central estiman que el producto interno bruto brasileño se contraerá un 3,15% este año, en medio de las incertidumbres en el área fiscal y la fuerte crisis política, con inflación y desempleo elevados.