Washington. La confianza del consumidor estadounidense cayó a un mínimo en 11 meses a comienzos de agosto presionado por la preocupación en los hogares por el creciente costo de vida, lo que podría anticipar una desaceleración en el gasto.

La Universidad de Michigan dijo este viernes que su índice de confianza del consumidor cayó a 95,3 a comienzos de este mes -un mínimo desde septiembre de 2017-, desde 97,9 en julio. El declive se concentró en los hogares del tercio más bajo de distribución de los ingresos.

La inflación ha estado al alza en los últimos meses, en parte por una sólida demanda local y por un mercado laboral que se considera que está cerca del pleno empleo o ya lo ha alcanzado.

Economistas dijeron que cierta inquietud de los consumidores con los bienes más caros podría estar relacionada con la política comercial proteccionista del presidente Donald Trump, que generó una guerra comercial entre Estados Unidos y China, además de la imposición de aranceles recíprocos con la Unión Europea, México y Canadá.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,9% interanual en julio, igualando el alza de junio, que fue el mayor incremento desde febrero de 2012.

"El declive (en la confianza) sugiere de buenas a primeras que la reciente escalada de las tensiones comerciales podría estar preocupando a algunos consumidores", dijo Andrew Hunter, economista de Estados Unidos en Capital Economics.

"Sin embargo, los detalles sugieren que el factor principal ha sido la reciente alza en la inflación", agregó.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,9% interanual en julio, igualando el alza de junio, que fue el mayor incremento desde febrero de 2012.

De acuerdo a la Universidad de Michigan, la percepción de los consumidores de las condiciones para comprar grandes bienes duraderos fue la menos favorable en casi cuatro años. Su opinión sobre los precios de los autos fue la peor desde 1984.

"Los consumidores están prestando atención y no están contentos porque los precios están subiendo, particularmente en bienes caros como autos y viviendas", dijo Jim Baird, presidente de inversión de Plante Moran Financial Advisors. "Marginalmente eso probablemente arrastre al gasto", agregó.

Las expectativas de inflación de los consumidores para los próximos cinco años subió a 2,5% a comienzos de este mes desde 2,4% en julio.