México DF. La confianza del consumidor de México bajó en agosto después de tres meses de alzas, dado un mayor pesimismo de la población respecto a sus posibilidades de comprar bienes y la desaceleración que está observando la economía local a la par de Estados Unidos.

El índice de confianza del consumidor cayó a 92.5 puntos en agosto, un descenso del 1,28% en cifras ajustadas por estacionalidad, dijo el lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su reporte mensual.

Por su parte, el índice de confianza no ajustado por estacionalidad se ubicó en los 93.4 puntos durante el octavo mes del año, un aumento del 5,2% contra el mismo mes del 2010, dijo el instituto.

El subíndice referido a las posibilidades de realizar compras de bienes durables fue el que más cayó en agosto, con un -5,84%, seguido por el que mide la opinión sobre el momento económico actual con respecto a hace un año, con un -3,35%, según cifras ajustadas.

La economía mexicana se desaceleró en el segundo trimestre y una mayoría de analistas comenzó a rebajar sus pronósticos de crecimiento para todo el 2011, debido al nublado panorama en Estados Unidos, el principal socio comercial mexicano.

El gobierno proyecta una expansión del 4,3% para este año, pero ha reconocido que podría ser menor y que está por revisar sus cálculos.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció un 5,4% el 2010, tras el desplome del 6,1% registrado en el 2009, el peor en 15 años.