Bruselas. La confianza económica de la zona euro volvió a caer en julio ante una profundización del declive de la actividad del bloque y un aumento del pesimismo entre los gerentes de las fábricas y los negocios, al tiempo que las especulaciones sobre una posible salida griega del euro habrían acentuado sus temores.

Un empeoramiento de la percepción en todos los sectores, incluyendo a los servicios -la rama predominante- hizo bajar el índice de la confianza de la Comisión Europea a 87,9 puntos en julio desde 89,9 en junio, mostraron los datos del lunes. La confianza empresarial cayó por quinto mes consecutivo.

Los economistas encuestados por Reuters anticipaban una baja de la percepción económica a 88,7 puntos en el sondeo mensual entre los 17 países que usan el euro.

La crisis de deuda de Europa, que ya lleva dos años y medio, ha golpeado aún más a una confianza que ya estaba frágil tras el fuerte daño que sufrió durante la crisis financiera de 2008/2009 y ahora está afectada por las preocupaciones de que la endeudada Grecia pueda dejar el euro y que España e Italia puedan requerir rescates que el bloque a duras penas puede permitirse.

Después de que la economía de la zona euro se estancó en el primer trimestre, y probablemente se contrajo en el segundo, los datos de la confianza apuntan a un nuevo retroceso en el tercer trimestre. Para todo el 2012, se prevé que la economía se contraiga un 0,3 por ciento, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una señal de que el impacto de la crisis se siente en todo el bloque, y no solo en los endeudados países del sur, la percepción bajó abruptamente en Alemania, la mayor economía del bloque y principal contribuyente a los fondos de rescate de la región, y también en Francia.