Río de Janeiro. El Indice de Confianza de la Industria (ICI) brasileña aumentó un 1% en octubre en comparación con el mes anterior, y alcanzó los 106 puntos, el nivel más alto desde 2011, divulgó este lunes la Fundación Getulio Vargas (FGV).

"Los resultados indican la continua recuperación gradual en el ritmo de actividad en el sector industrial", aseguró la FGV en un comunicado.

La institución informó además que el Indice de Situación Actual (ISA) se incrementó un 1,7% y llegó a los 106,8 puntos, su nivel más alto desde julio de 2011, mientras que el Indice de Expectativas (IE) mejoró un 0,3% y se ubicó en los 105,2 puntos, situándose por encima del promedio histórico reciente.

El indicador que evalúa el nivel de los inventarios fue el que más contribuyó en el aumento del ISA.

 Así, la proporción de empresas con excedente de reservas se redujo del 6,1% al 5,6% en octubre, mientras que las empresas con reservas insuficientes aumentó del 2,1% al 4,1%, lo que según la FGV muestra una normalidad en el cuadro de la industria brasileña.

Por su parte, el indicador de expectativas sobre la contratación de mano de obra en los próximos meses fue el mayor impacto en el IE, con un incremento del 1,7% respecto a septiembre, pasando de los 109,9 hasta los 111,8 puntos.

Sin embargo, este indicador se mantiene a un nivel relativamente bajo, mostrando que el ritmo de contratación de la industria no se ha visto favorecido por la aceleración de la actividad en el sector en los últimos meses, destacó la FGV.

Asimismo, el porcentaje de empresas que esperan incrementar el número de empleados pasó del 20,3% al 24,5%, mientras que la proporción de las que esperan disminuir el número de trabajadores también creció, del 10,4% al 12,7%.

El nivel de utilización de la capacidad instalada (Nuci) en octubre fue del 84,2%, el nivel más alto desde junio de 2011 y superior al 84,1% de septiembre.

El mejor desempeño del sector industrial ha contribuido a la recuperación de la actividad económica en la segunda mitad del año después de un decepcionante inicio por culpa de la crisis internacional.

La producción industrial creció un 1,5% en agosto frente a julio, el mejor resultado desde mayo de 2011. Y en septiembre, la industria manufacturera lideró la generación de nuevos empleos en la economía.