Rio de Janeiro. El congreso brasileño aprobó este martes doblar el dinero destinado a la educación, hasta alcanzar el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país dentro de 10 años, informaron fuentes oficiales.

Con un total de 268 votos a favor y 118 en contra, la Cámara de Diputados aprobó el Plan Nacional de Educación, que contempla que la inversión en educación crezca paulatinamente hasta el año 2024, pasando del actual 5,3%, al 7% en 2019 y al 10% en 2024.

El plan, aprobado con cuatro años de retraso, establece 20 metas para ser cumplidas en la próxima década, entre las que destacan la erradicación del analfabetismo, el aumento de plazas de educación, desde la guardería hasta la universidad, y la universalización de la atención escolar para niños entre 4 y 5 años, entre otras.

Según explicó el relator del Plan, el diputado Angelo Vanhoni, la propuesta va a revolucionar la educación en el país en los próximos años. "Sabemos que invirtiendo en la base del proceso educacional garantizamos la permanencia de los niños y damos más calidad al sistema educacional brasileño", dijo.

El Plan Nacional de Educación será enviado ahora al Senado, y posteriormente, será sancionado por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.