Santiago. El Congreso de Chile aprobó una ley que regula la tributación de instrumentos de cobertura como forwards o swaps, con el fin de promover el uso de derivados cambiarios en pequeñas empresas y exportadores, y al mismo tiempo alejar a los capitales especulativos.

La norma, que se promulga este martes, obliga a informar el resultado de este tipo de operaciones al organismo fiscalizador tributario, el Servicio de Impuestos Internos, por lo que las empresas tendrán que declarar sus ganancias o, en caso contrario, deducir las pérdidas de sus impuestos.

"Esta ley formaliza el mercado de derivados desde el punto de vista tributario. Genera un marco único de tributación e incrementa los requisitos de información que tienen que entregarse", dijo a Reuters Pablo Correa, coordinador del Mercado de Capitales del ministerio de Hacienda.

La legislación se aprueba en momentos en que el peso chileno sufre el impacto de la volatilidad global debido a los temores a una recesión en el mundo desarrollado, que también golpea al precio del cobre, la principal exportación del país.

La norma, que forma parte de una regulación integral del mercado de capitales en Chile, podría alejar los flujos de dinero utilizados en especulación cambiaria a través de derivados.

"Se formaliza el mercado y, en ese sentido, alguien que quiere un mercado poco transparente, donde no tenga fiscalizador tributario activo, buscará otro lugar. Chile pasa a ser menos atractivo para ese tipo de operaciones. Ahora existen normas", agregó Correa.

En la plaza local, cerca del 50% de los exportadores que venden más de 10 millones de dólares utilizan derivados para coberturas cambiarias.

No obstante, sólo el 10% de los empresarios que comercializan menos de ese monto acceden a tales instrumentos, principalmente por desconfianza y falta de información.