Quito. La Asamblea Nacional de Ecuador (Congreso) liberará 30 millones de dólares, de su presupuesto de US$130 millones de este año, para apoyar la reconstrucción de zonas afectadas por el sismo que azotó la costa norte el pasado 16 de abril.

La presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, dijo hoy que la decisión fue adoptada por el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

El monto de US$30 millones estaba destinado este año a la construcción de dos torres del complejo donde se levanta la Asamblea Nacional, sin embargo, debido a la difícil situación económica del país, es necesario ahorrar recursos y optimizar gastos, explicó Rivadeneira a la televisora local Ecuavisa.

Una de las decisiones adoptadas es "la optimización de nuestro sistema tecnológico para bajar el uso de material y estamos generando un manual de buenas prácticas institucionales", precisó la presidenta de la Asamblea Nacional.

Agregó que la Asamblea Nacional redujo la compra de periódicos de 600 a 50, lo cual representa un ahorro de unos US$40.000 anuales.

Otra de las medidas adoptadas es la reducción de personal del Poder Legislativo, según el asambleísta oficialista Fausto Cayambe, miembro del CAL.

La decisión es no renovar los contratos vencidos, dijo Cayambe, tras resaltar que si bien el tema del empleo es fundamental, hay que tomar esta medida "sin afectar derechos de los servidores públicos de la Función Legislativa, pero sí contribuyendo a ajustar el gasto corriente".

La economía de Ecuador atraviesa dificultades debido a la caída del precio del petróleo, la apreciación del dólar y las secuelas del terremoto de 7,8 grados Richter de abril pasado, el cual dejó 661 muertos, miles de damnificados y daños en las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas.

De acuerdo con los cálculos hechos por el presidente ecuatoriano Rafael Correa, la reconstrucción costará unos US$3.000 millones.

Dos fuertes réplicas de 6,8 grados que tuvieron como epicentro el balneario de Mompiche, en Esmeraldas, se registraron el miércoles, con saldo de un muerto y 85 heridos no graves.

El Instituto Geofísico informó que las réplicas son normales y anunció que éstas continuarán por varios meses, ante lo cual pidió a la población estar preparados.