Guatemala. El Congreso de Guatemala aprobó este jueves una ampliación presupuestaria de 1.500 millones de quetzales (US$187,5 millones de dólares) solicitados por el Ejecutivo para financiar gastos de educación y salud en 2014, tras lo cual maestros desbloquearon las vías que cerraron en demanda de esas partidas.

Durante la sesión plenaria de este jueves, 135 diputados votaron a favor de la petición del Gobierno del presidente Otto Pérez Molina, 2 se opusieron y 21 legisladores no asistieron al Organismo Legislativo.

La ampliación fue solicitada por el Ejecutivo debido a que el Congreso no aprobó el presupuesto de ingresos y gastos del Estado para 2014 que era de 70.564 millones de quetzales (US$8.820 millones).

De esa forma, el Gobierno cuenta con el mismo presupuesto de 2013 por 66.985 millones de quetzales (US$8.373 millones) que según el Ministerio de Finanzas no es suficiente para cumplir los compromisos asumidos con educación y salud.

De los fondos aprobados este jueves por los diputados, 1.000 millones de quetzales (US$125 millones) serán destinos a la cartera educativa y el resto a la de Salud Pública y Asistencia Social.

La aprobación de los fondos se registró mientras cientos de maestros públicos bloqueaban al menos 14 carreteras del interior del país como medida de presión.

El bloqueo, que incluyó los principales accesos a la capital, se comenzó a levantar luego de que el Congreso accedió a aprobar los fondos pero afectó a miles de pasajeros y transportistas, según la Policía.