No cabe duda que los meses de julio y diciembre han pasado de ser meses festivos a los más esperados por la mayoría de trabajadores. La ansiada gratificación se hace presente y en muchos casos antes de ser recibida ya ha sido invertida o destinada para cubrir algún gasto.

En este sentido, el director gerente de TGC&W Consultores Asociados, Walter Eyzaguirre, nos plantea algunas consideraciones que nos pueden ayudar a lograr un mejor aprovechamiento de estos recursos.

Refiere que la gran interrogante para quienes no han “gastado” su gratificación antes de recibirla siempre será si la aprovechan en algún gusto deseado o si salen de los compromisos financieros adquiridos con mayor rapidez de lo planeado. Teniendo en cuenta esto, les sugerimos considerar estos pasos antes de decidir qué hacer con la “Grati”.

Revise el estado de sus deudas. Para ello, dijo que será necesario revisar las deudas e identificar cuáles son las más “caras” para sus finanzas personales y/o familiares, es decir hacer un comparativo y establecer aquellas que generan un mayor interés.

Para ello, agregó, es recomendable empezar por las deudas que se derivan de las tarjetas de crédito, seguido de los préstamos personales, para finalmente culminar con los préstamos vehiculares o hipotecarios.

Una vez identificada la deuda se deberá amortizar al capital con el mayor monto posible, recordemos que amortizar capital es la clave y no es lo mismo que pagar cuotas adelantadas, pues al amortizar se reduce el capital y lo veremos reflejado en un menor monto de intereses futuros.

Evalúe su presupuesto. “Si tiene la suerte de no tener deudas, y se ha elaborado un presupuesto personal con metas a corto, mediano y largo plazo que estén personalizadas bajo un nombre (colegiatura de hija/ compra de Tablet/ carro nuevo), es recomendable revisarlas e identificar si con la gratificación a recibir se puede completar lo faltante o acortar el plazo para lograr alguna de ellas, esto ayudará en el cumplimiento de la meta-ahorro”, dijo.

Haga inversiones. Recomienda que si se cuenta con finanzas personales ordenadas y literalmente el monto por gratificación significa un excedente en nuestro presupuesto, se debe buscar la forma más adecuada para rentabilizar este dinero.

“Para ello es recomendable, partiendo de las necesidades que se tienen, analizar a detalle las posibilidades de inversión que hay en el mercado, la SBS cuenta con un portal muy amigable en el cual podemos encontrar un comparativo de las tasas que nos pagan todas las instituciones financieras en nuestro país”, aseveró.

Si planificamos una inversión que sea la combinación de otros ingresos adicionales que vamos a recibir durante el resto del año (gratificación de diciembre, CTS y vacaciones), probablemente el monto de inversión sea más interesante y pueda generarle una mayor rentabilidad.

Recuerde que las inversiones siempre están sujetas a un riesgo, pero esto nunca debe limitarlo, por el contrario, debe motivarlo a educarse financieramente para minimizar esos riesgos.

“Prepare su presupuesto de la mejor forma para que pueda gozar de una salud financiera adecuada”, subrayó.
TGC&W Consultores Asociados, es una consultora dedicada a la formulación, planificación, gestión y ejecución de proyectos ligados a la Educación Financiera, Responsabilidad Social y Emprendimiento.

Fue creada en 2013 y en el último año ha capacitado a más de 100.000 estudiantes de educación superior en temas de educación financiera.