El sector empresarial logró el compromiso de las autoridades hacendarias de recuperar la deducibilidad de las inversiones, reducir la tasa de retención al ahorro y crear políticas públicas para estimular la generación de empleos y el desarrollo regional en 2016.

Luego de dos semanas de que el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, indicara que se evaluaba la generación de incentivos como parte del paquete presupuestal que se enviará en septiembre próximo al Congreso de la Unión, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), reveló los acuerdos alcanzados en las negociaciones.

En entrevista con Excélsior, indicó que la deducción inmediata de inversiones aplicará en sectores económicos estratégicos, así como en la adquisición de tecnología que realicen las empresas de menor tamaño.

Lo que se acordó con las autoridades fue recuperar, en alguna proporción, la deducción de las inversiones en sectores prioritarios, como los que se buscan potencializar con las reformas, así como en tecnología que sirva para modernizar a las empresas de pequeño y mediano tamaño pues sólo de esa manera podremos hacerlas más productivas”.

Destacó que las autoridades también dieron luz verde a la propuesta de disminuir la tasa de retención anual al ahorro, pues con la reforma fiscal se estableció en 0.6%, lo que perjudica a los pequeños ahorradores, por lo que se valora que pueda regresar a 0.1% para incentivar la multiplicación de éstos.
Infraestructura 
y empleo

Mientras que en el tema de incentivos para la generación de empleos se contempla el diseño de políticas públicas enfocadas a facilitar tanto la creación de nuevos puestos de trabajo como su formalización. “En esta materia no se logró que las autoridades accedieran a incrementar la deducibilidad de prestaciones sociales”, la cual pasó de 100 a 53% con la Reforma Fiscal.

El líder del sector privado destacó que adicionalmente se creará una “gran” asociación pública-privada para realizar proyectos de infraestructura con potencial de transformar la realidad económica y social de la región sur-sureste.

Es un buen proyecto porque además de los incentivos fiscales y de las políticas públicas, se definirán de tres a cinco obras de infraestructura que puedan detonar el crecimiento de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Veracruz”.

Apuntó que esta iniciativa contempla recursos económicos para detonar proyectos como el Corredor Transístmico, el cual consiste en generar infraestructura para la interconexión de los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca. Su objetivo es desarrollar dentro de 302 kilómetros del corredor cinco parques industriales en una extensión promedio de 400 hectáreas; la instalación de una segunda vía para el ferrocarril y el mejoramiento de las condiciones de las autopistas aledañas para el tráfico de mercancías diversas.

Según los estudios técnicos del proyecto, con ello se lograría competir con el Canal de Panamá, representando una oportunidad de abaratar costos frente al incremento en los precios de combustibles.
Energía

El dirigente empresarial dijo que también podrían desarrollarse refinerías o proyectos de energía renovable. “Se están estudiando todas las alternativas existentes”.

Apuntó que en agosto se definirán los detalles de los incentivos fiscales y las políticas públicas acordadas, que serán incluidas en el paquete presupuestal que la Secretaría de Hacienda enviará al Congreso en septiembre.

Anticipó que con estas medidas el crecimiento económico del país durante el siguiente año puede alcanzar el 3.5%. “Sería muy fácil alcanzar e incluso superar esta meta”.
Batallas perdidas

Deducibilidad de prestaciones. No se logró incrementar la deducibilidad de prestaciones sociales adicionales al salario como seguros de gastos médicos, vales de despensa y gasolina, cajas y fondos de ahorro, gratificaciones anuales, horas extra, primas vacacionales y utilidades que otorgan las empresas a sus trabajadores, la cual pasó de 100 a 53 por ciento con la reforma fiscal.

Deducciones de personas físicas. No se consiguió incrementar las deducciones personales, que son aquellos gastos que pueden restarse de la base gravable, los cuales actualmente tienen un tope. El límite es lo que resulte menor entre el 10 por ciento del salario anual del contribuyente o cuatro salarios mínimos anuales.

Plantean las prioridades legislativas. La iniciativa privada mexicana definió lo que considera deben ser las prioridades de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, la cual entrará en funciones el 1 de septiembre, y de las que depende el éxito de las reformas estructurales aprobadas.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo que agrupa a las cúpulas empresariales más importantes del país, advirtió que el trabajo que hagan los legisladores federales en materia de seguridad, combate a la corrupción y fortalecimiento de la legalidad será decisivo para que en los próximos años se detone el crecimiento económico nacional.

Esperamos que continúe la disposición de generar acuerdos. Sabemos que va a ser complicado porque existen grupos minoritarios que no están de acuerdo con el proceso de modernización y tienen representación en el Congreso, pero con consenso se pueden generar mayorías para resolver los pendientes”.

El representante del sector empresarial consideró que también debe trabajarse en el fortalecimiento institucional a través de leyes enfocadas a incrementar la seguridad física y patrimonial, combatir la corrupción y la impunidad, y aplicar el Estado de derecho.

Los pendientes que se tienen están relacionados con incrementar la certidumbre que ofrece el país a las inversiones nacionales y extranjeras, son condiciones indispensables para que las reformas logren todo su potencial”.