La Bolsa de Valores de Lima registró en el 2013 una pérdida de 23,63%, golpeada por el desplome de los precios internacionales de las materias primas y por el enfriamiento de la economía peruana, afirmaron hoy a Efe operadores locales.

El Índice General (IGBVL), principal indicador que mide el comportamiento de las 32 empresas de mayor presencia en el parqué limeño, registró un descenso de 4.875,70 unidades para finalizar en 15.753,65 puntos.

Hernando Pastor, de la casa de bolsa Kallpa Securities SAB, manifestó que la pronunciada baja de la bolsa peruana obedeció al descenso de los precios de los metales preciosos e industriales, debido al menor crecimiento de China y por la crisis de deuda en los Estados Unidos y la Eurozona.

Según información de la Bolsa de Valores de Lima al 30 de diciembre, el precio del oro declinó en 28,16 %, la plata cayó un 35,10 % y el cobre descendió 6,57 %.

El portafolio de acciones mineras, que representa el 37 % del valor de todas las acciones que circulan en el mercado, registró una pérdida del 42,17 %.

Pastor añadió que las Administradoras de Fondos de Pensiones, principales inversores institucionales que participan del mercado, liquidaron sus posiciones en papeles mineros para invertir ese dinero en otras alternativas financieras fuera del parqué limeño.

Asimismo, la caída de los precios de las acciones obedeció al menor ritmo de crecimiento de la economía peruana de los últimos meses, lo que influyó en las menores utilidades registradas por las empresas peruanas, señaló el operador.

Según el Ministerio de Economía y Finanzas, las previsiones de crecimiento de la economía peruana para 2013 se redujeron a un rango entre 5,5 a 6 %.

Finalmente, el ruido político generado por el anuncio del Ejecutivo de intentar comprar los activos en Perú de la española Repsol, finalmente dejado de lado, y los cambios en el gabinete ministerial, influyeron en el ánimo vendedor de los inversores.

En el mercado de acciones cambiaron de manos acciones valoradas en 10.992 millones de nuevos soles, equivalentes a 4.100 millones de dólares, un monto inferior en un 33 % al negociado el año anterior.

Los operadores prevén que para 2014 la plaza limeña recuperará gran parte de las pérdidas de este año, debido al crecimiento de China y los Estados Unidos, la recuperación económica de la Eurozona y el rebote de las cotizaciones internacionales de los minerales.