Las ventas del comercio minorista brasileño cayeron un 0,9% en mayo ante abril, el peor resultado desde 2001, y un 4,5% ante el mismo mes de 2014, informó el gobierno.

Según los datos publicados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el comercio minorista de Brasil, uno de los motores de la economía del país, sufrió así su cuarto mes seguido a la baja en la comparación mensual.

En el acumulado del año, las ventas del sector cayeron un 2% ante los primeros cinco meses de 2014. La contracción de mayo es la mayor para el mes desde 2001, mientras que en la comparación anual, es también la más elevada desde 2003.

En el global de los primeros cinco meses del año, es la mayor caída desde 2003.

En el llamado comercio minorista ampliado, que incluye los sectores motor y de construcción, la contracción en mayo frente a abril fue del 1,8%, mientras que en comparación con el quinto mes del año pasado la caída fue del 10,4% y en los cinco primeros meses de 2015 se acumuló una variación negativa del 7%.´

El resultado negativo de mayo vino provocado por el descenso en las ventas de muebles y electrodomésticos, con un retroceso del 18,5% frente a los números del mismo mes de 2014.

Apenas tres de las diez actividades analizadas sólo presentaron resultados positivos en la misma comparación la venta de productos farmacéuticos, médicos y perfumería (1,8%); equipos y materiales de oficina, informática y comunicación (0,3%) y artículos de uso personal y doméstico (0,2%).