El primer mes del año ha comenzado de manera positiva para la eocnomía global y para la mayoría de los mercados. Así, la renta variable a nivel mundial ha comenzado el presente ejercicio con paso firme. 

En este sentido el Índice Mundial MSCI sube un 6,8% en términos de divisa local y varios mercados están cotizando en su nivel más alto desde que comenzó la crisis financiera, afirma Teis Knuthsen, CIO, de Saxo Private Bank.

 

Se podría argumentar que los mercados raramente aumentan un 5% o más de forma continua, con lo que debería producirse una corrección.

Sin embargo, Knuthsen, aconseja repetir los argumentos en favor de un mayor repunte en los precios de las acciones en los próximos meses en cinco aspectos.

1. En primer lugar, no hay nada inusual respecto del aumento en los mercados de renta variable en lo que va de 2013 y las ganancias para este año son similares a las que se registraron en 2012 y 2011 (ver gráfica).

2328

 

2329

 

2. En segundo lugar, el índice S&P 500 sube un 19% anual en los últimos seis meses. Este valor está muy por debajo de periodos similares en 2009 (131%, 2011 (63%) y 2012 (71%) (ver gráfica). Tal vez la historia no se repita, pero teóricamente la posibilidad de obtener mayores ganancias no parece lejana.

2330

3. En tercer lugar, la determinación de precios en los mercados de renta variable está lejos de ser una ciencia exacta. La evidencia anecdótica sugiere que los inversores privados se mantienen a la defensiva en sus inversiones. La combinación de tasas de interés reales negativas sobre bonos gubernamentales y un entorno financiero que se torna más benigno, bien podría desencadenar un cambio sostenido en las carteras a favor de los mercados de renta variable.

4. En cuarto lugar, la política de precios en los mercados de renta variable está lejos de ser una ciencia exacta. Sin embargo, no se observa la valoración actual como un impedimento a futuras ganancias y se espera un aumento en el nivel de la actividad económica en 2013 que eleve las expectativas de ganancias.

5. Finalmente, según nuestro modelo de ciclo de negocios, la economía global se encuentra en una fase positiva. Los indicadores económicos clave más recientes sugieren que el movimiento se dirige hacia un nivel de actividad económica más elevado. Se observa por ejemplo el cuarto aumento consecutivo que arrojan las encuestas globales de PMI. El periodo actual se define como expansivo, marcado por el color azul de la gráfica adjunta. En el pasado, periodos similares se han asociado a aumentos en los precios de los valores de renta variables, tanto independientes como vinculados a bonos (ver gráfica).

2331

En el corto plazo, los riesgos políticos pueden ocasionar temores en el mercado considerando que las negociaciones sobre la política fiscal de los Estados Unidos están llegando a término y que en Italia habrá elecciones a finales de febrero.

Mientras se pueda contar con el soporte de un ciclo de negocios que mejora, se podrán evitar los errores más evidentes cometidos por políticos y directores de bancos centrales, se favorece un sobrepeso de activos riesgosos. Se recomienda un sobrepeso de valores de renta variable con respecto a los bonos y un alto rendimiento y bonos de mercados emergentes dentro de un ingreso fijo.