De acuerdo con el último Ránking Mundial de Costo de Vida 2014 realizado por Mercer, donde se entrega un detallado análisis de las urbes más costosas para vivir. Este año Luanda (Angola), N’Djamena (Chad), Hong Kong (Hong Kong), Singapur (Singapur) y Zurich (Suiza), encabezan el ránking.

Santiago ocupa junto a Bangkok (Tailandia) el lugar 88° en el análisis.

“Las ciudades africanas lideran la lista, porque son las más caras para los expatriados. Ellos usualmente adquieren productos y servicios importados. Para los ejecutivos que trabajan fuera de su país, encontrar un alojamiento seguro y que cumpla con sus expectativas y estándares puede ser muy costoso en ciudades como Luanda y N’Djamena”, señala Javiera Valenzuela, consultora de Capital Humano de Mercer.

El estudio considera a 211 ciudades del mundo y compara los costos en más de 200 ítems en cada lugar[1], lo que incluye vivienda, transporte, comida, artículos para el hogar y entretenimiento.

El informe permite a las empresas multinacionales contar con información sobre los costos de vida de las ciudades a las que envían a sus empleados y diseñar el programa de compensaciones acuerdo al costo de vida de cada país.

En el extremo opuesto de la lista, las ciudades menos costosas son Karachi (211°), en Pakistán, Windhoek (210°), en Namibia, y Bishkek (209°) en Kirguistán.

Santiago y Latinoamérica. La capital chilena ocupó la posición 88° este año, bajando 25 puestos en relación al informe del 2013, desde el lugar 63°.

“La caída se explica por el tipo de cambio. En 2013, el tipo de cambio era de 430 pesos aproximadamente y este año era de 530-540 pesos, es decir, el fortalecimiento del dólar versus el peso chileno nos impactó bastante”, señala Javiera Valenzuela, consultora de Capital Humano de Mercer Chile.

A nivel latinoamericano, Santiago es la sexta ciudad más cara de la región, detrás de Buenos Aires (86°) y Puerto Príncipe (81°) en Haití.