Excelsior.com.mx El pasado 6 de junio el Banco de México anunció de manera sorpresiva su decisión de reducir la tasa de interés interbancaria a un día en 50 puntos base a 3%.

Este viernes, el ente central dio a conocer la minuta de la junta en la que se tomó dicha decisión, la cual explica sus razones:

"Primera, afirmaron que se ha observado una evolución de la actividad económica más débil que la anticipada, y que se ha ampliado la holgura en la economía, la cual se espera persista en el horizonte en el que opera la política monetaria".

"Segunda, insistieron que la inflación se ha comportado mejor que lo previsto, que no se han presentado efectos de segundo orden ante los cambios en precios relativos registrados a finales del año pasado y principios del presente, y que las expectativas de inflación se mantienen bien ancladas".

"Tercera, señalaron que el manejo ordenado de las finanzas públicas permite a su vez una mayor flexibilidad en el manejo de la política monetaria".

"Cuarta, añadieron que se ha retrasado el momento en el que se espera inicie el alza de tasas en Estados Unidos".

La decisión se dio con tres votos a favor y dos en contra. Entre las razones de quienes se negaron a mover la tasa se encuentran:

"La posibilidad de un nuevo episodio de volatilidad en los mercados financieros internacionales y sus efectos potenciales sobre la inflación y la estabilidad financiera hace surgir dudas sobre la conveniencia de reducir la tasa en este momento".

"Una menor tasa de referencia se traduzca en una tasa de interés real negativa exante. Infirió que los costos para subir las tasas de interés y la resistencia a la baja de la inflación no subyacente podrían hacer que las tasas reales de interés de política monetaria permanecieran negativas por mucho tiempo y, en ocasiones, muy negativas, lo que desincentivaría el ahorro formal y propiciaría una adopción excesiva de riesgos".

"Ante una perspectiva de alza en las tasas de interés internacionales, cuyo tiempo y grado permanecen inciertos, la decisión de bajar la tasa amplificaría el riesgo de inestabilidad financiera".

"Aseveró que la apreciación cambiaria durante el año ha sido moderada y el tipo de cambio se encuentra cercano a su tendencia de largo plazo, por lo que fomentar una depreciación a través de las tasas de interés puede amplificar la volatilidad en el mercado cambiario".

"El posible efecto sobre la actividad económica de una disminución en la tasa tomaría tiempo, ocurriendo en todo caso cuando la economía ya esté en una expansión más notoria".

"Externó que se corre el riesgo de enviar al mercado una señal de que se están subestimando los riesgos al alza sobre la inflación".

"Una reducción en la tasa de referencia podría afectar la credibilidad e introducir incertidumbre en los mercados, pues en la comunicación de octubre el Banco de México había señalado que no serían recomendables reducciones adicionales en la tasa de referencia".

Asimismo, se hicieron los siguientes apuntes sobre la condición económica del país:

"Todos los miembros de la Junta aseveraron que durante el primer trimestre de 2014 la economía mexicana continuó presentando el reducido ritmo de crecimiento que se había registrado desde el último trimestre de 2013".

"Todos los integrantes destacaron que, si bien las exportaciones manufactureras han mejorado, la inversión y el consumo privados continúan mostrando atonía".

"La mayoría de los miembros de la Junta concordó que se prevé un fortalecimiento gradual de la economía mexicana durante el segundo semestre de 2014, en buena medida apoyado en la mejoría de la economía estadounidense, lo cual impulsará las exportaciones mexicanas".

"No obstante la recuperación anticipada, la mayoría de los miembros destacó que el inesperadamente bajo dinamismo registrado durante el primer trimestre del año hace prever que para 2014 el crecimiento económico será menor al esperado hace apenas un par de semanas".

"Se registraron tres datos que fueron sorpresivos y que conducen a revisar las expectativas de crecimiento a la baja: i) el aumento del PIB de México en el primer trimestre fue menor al esperado; ii) la variación mensual del IGAE en términos desestacionalizados en marzo fue negativa, cuando se esperaba una tasa positiva; y, iii) se registró una importante revisión a la baja de la tasa de variación del PIB de Estados Unidos en el primer trimestre de 2014, con el consecuente ajuste para el año en su conjunto".

"Asimismo, opinaron que el proceso de aprobación de las reformas ha sido más lento de lo esperado".

"La mayoría de los integrantes de la Junta señaló que han aumentado las condiciones de holgura en la economía y que no se prevén presiones sobre la inflación derivadas del comportamiento de la demanda agregada por un tiempo prolongado".

"La mayoría de los miembros de la Junta indicó que prevalecen riesgos a la baja para el crecimiento económico de México".

"Todos los miembros de la Junta de Gobierno destacaron que en los últimos meses la inflación general ha descendido. La mayoría especificó que recientemente este indicador se ha ubicado alrededor de 3,5%. Al respecto, algunos integrantes enfatizaron que la evolución de la inflación ha sido mejor a la esperada".