La recuperación de la deducción inmediata del 100% de las inversiones y la determinación de una bolsa de recursos para que el sector público y privado desarrollen proyectos de infraestructura en la región sur-sureste permitirán que el país crezca 3,5% en 2016, aseguró Luis Foncerrada Pascal, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Impulso a la economía. De acuerdo con el responsable del organismo que asesora al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en temas económicos, estos incentivos acordados entre el sector privado y las autoridades hacendarias, detonarán inversiones tanto de empresas instaladas en el país como de aquéllas que buscan destinos competitivos para crecer.

“Si se logra la tasa máxima de deducción inmediata de inversiones se logrará compensar el impacto que ocasionó la reducción de la deducibilidad de prestaciones sociales que trajo la reforma fiscal al pasar de 100% a 53%”.

Inversiones. Dijo que la determinación de una bolsa de recursos económicos para el desarrollo de un paquete de proyectos de infraestructura en la región sur-sureste del país es positiva debido a que “descongelará” la inversión pública.

“El debilitamiento de la inversión, especialmente de la del sector público, se ha ido convirtiendo en un factor limitante del crecimiento y del bienestar, toda vez que es un detonador de la inversión privada”.

Según los datos más recientes de Oferta y Demanda publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, durante el primer trimestre de 2015 la inversión pública representó sólo 3,7% del Producto Interno Bruto (PIB), porcentaje similar al del mismo trimestre del año pasado, pero inferior en siete décimas de punto porcentual respecto a la observada el trimestre previo.