Petróleos Mexicanos (Pemex) acordó con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) modificar su esquema de pensiones y jubilaciones para reducir parte del pasivo laboral que afecta de manera importante las finanzas de la petrolera, aunque habrá otra revisión en 2021.

Entre los cambios más importantes destaca el aumento de cinco años en la edad de jubilación para los trabajadores con menos de 15 años laborando para Pemex.

Hasta ahora los trabajadores podían alcanzar este derecho a los 55 años, con 30 de servicio en la empresa. Sin embargo, con el cambio ya realizado deberán cumplir un mínimo de 60 años de edad y 30 de antigüedad para que puedan acceder al 100% de su pensión.

El acuerdo firmado por el director de la empresa, Emilio Lozoya, y el líder sindical Carlos Romero Deschamps, establece que a los empleados de nuevo ingreso se les aplicará un esquema de cuentas individuales con aportaciones tanto de los trabajadores como de la empresa, donde podrán integrarse los sindicalizados que así lo decidan.

Este cambio no será el único, ya que se prevé una nueva revisión en seis años más, es decir en 2021, cuando podría ser modificado de nuevo el esquema de jubilaciones.

Al cierre de 2014 en la empresa laboraban 153,085 trabajadores, entre personal de confianza y sindicalizado.

Sin dar más detalles, Pemex aseguró que se podrá reducir de manera importante el pasivo laboral, que actualmente asciende a 1.5 billones de pesos.

El cálculo de la reducción será hecho por un despacho externo e incluirá el monto de este lastre, que deberá asumir en proporción la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y que será emitido a deuda pública, según las modificaciones hechas a la Ley.

Según la empresa, “la modificación al régimen pensionario reflejará así las condiciones actuales de esperanza de vida en el país, ya que los parámetros hasta ahora vigentes se definieron en la década de los 40, tras el surgimiento de Petróleos Mexicanos”.

Cabe mencionar que la empresa y el sindicato ratificaron el pasado lunes 9 de noviembre, ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, este convenio administrativo sindical, el cual fue aprobado al verificar que no se violaron los derechos de los trabajadores petroleros.

El acuerdo contó con la colaboración de Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Secretaría de Gobernación.