Excelsior.com.mx Este viernes el Banco de México anunció que mantendrá en 3,5% su tasa de interés pese a que la inflación se encuentra por arriba del 4% y mercados emergentes elevan sus tasas para contener los efectos del retiro de estímulo de la Fed.

A continuación te presentamos diez puntos clave del comunicado para comprender la decisión:

"En Estados Unidos, la actividad económica presentó un dinamismo menor al anticipado como consecuencia de factores que, se presume, son de naturaleza transitoria".

"Se prevé que la Reserva Federal continúe con el proceso secuencial de normalización de su política monetaria. En este contexto, en los mercados financieros persiste incertidumbre sobre los detalles de las acciones futuras de la Reserva Federal".

"En balance, las perspectivas para el crecimiento económico mundial han mejorado, aunque prevalecen importantes riesgos a la baja. Por su parte, se prevé que la inflación mundial continúe en niveles bajos, y en el caso de la mayoría de las economías avanzadas incluso por debajo del objetivo de sus bancos centrales".

"La actividad económica en México presentó una desaceleración hacia finales de 2013 y principios de 2014. De esta manera, todavía no se observa una clara recuperación en los diferentes componentes de la demanda agregada, mismos que se estima se habrían visto afectados en los últimos meses, principalmente, por fenómenos transitorios".

"Se considera que en el margen el balance de riesgos para el crecimiento de la actividad económica no ha mejorado de manera notoria y no se perciben presiones sobre la inflación derivadas del comportamiento esperado de la demanda agregada".

"Después del incremento que registró la inflación general hasta la primera quincena de enero, ésta comenzó a disminuir a partir de la segunda mitad del mismo mes, aunque aún permanece por arriba de 4%".

"La evolución reciente de la inflación y sus expectativas apoyan la previsión de que su aumento en los meses previos ha sido transitorio y no se anticipa que se afecte el proceso de formación de precios en la economía. Incluso, conviene señalar que en el margen el balance de riesgos asociado a la inflación ha mejorado".

"La Junta de Gobierno ha decidido mantener en 3,5% el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, en virtud de que estima que la postura monetaria es congruente con la convergencia eficiente de la inflación a la meta de 3%".

"La Junta se mantendrá atenta a todos los factores que pudieran afectar a la inflación y a sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazos, en particular a la evolución del grado de holgura en la economía".

"Vigilará las implicaciones que sobre las previsiones para la inflación tenga la postura monetaria relativa de México frente a la de Estados Unidos, con el fin de estar en condiciones de alcanzar la meta de inflación señalada".