El gobierno debe garantizar inversión en obras de infraestructura y en educación para garantizar ventajas comparativas en las Zonas Económicas Especiales recién aprobadas, pero debe evitar caer en la tentación de un excesivo intervencionismo, es decir definir qué tipo de empresas y qué sectores económicos deben potenciarse para el desarrollo de dichas zonas, expresó Luis De la Calle, experto del observatorio México ¿cómo vamos?

De la Calle afirmó que la evidencia muestra que las entidades federativas que mayor desarrollo económico han experimentado en los últimos años, que tienen los menores niveles de pobreza y que han generado mayor empleo formal, han sido aquellas que se han integrado con Estados Unidos y han aprovechado el Tratado de Libre Comercio, tales como Querétaro, Aguascalientes, Quintana Roo, Baja California Sur, Nuevo León o Coahuila.

[[wysiwyg_imageupload:7054:]]

El reto es conectar a estas regiones del sur de menor desarrollo hacia Estados Unidos, integrarse a las zonas de mayor desarrollo, venderle sus productos, eso es lo que potenciará el crecimiento y el bienestar para dichas regiones”

Para esto, Luis De la Calle enfatizó en el tema de la logística y del gas natural, los cuales serán los vehículos no sólo para generar una vocación exportadora en las regiones donde estarán las Zonas Económicas Especiales, sino también que ayudarán a desarrollar su mercado interno.

Eso hará que se eleve el contenido nacional en las manufacturas, por lo que hará que empresas locales sean más productivas y tengan un mayor mercado, lo que contribuirá a una mayor demanda interna”, aseguró.

Ni el gobierno federal ni los locales deben caer en el error de adivinar cuáles son los sectores económicos y qué tipo de empresas deben llegar a ser parte en las Zonas Económicas Especiales, su rol debe ser crear las condiciones necesarias que hagan atractivas a esas regiones para que las empresas quieran llegar y puedan generar desarrollo”, explicó.

Durante un taller para medios, el experto afirmó que el éxito de las Zonas Económicas Especiales dependerá que se garantice cuatro características en dichas zonas: la logística para el transporte de mercancías por tierra y ferrocarril, crear condiciones para llevar gas natural a las regiones, mejorar la educación para tener una mano de obra más capacitada, y garantizar la aplicación del estado de derecho en las regiones.

Tener escuelas de ingeniería que atraigan a las empresas de alto valor agregado, apostarle a la red de gasoductos para abaratar los precios de la energía, conectar a las localidades con infraestructura de calidad, y hacer que las empresas se sientan seguras porque sabrán que la ley se cumplirá, son las condiciones que se requiere para hacer efectivas a las Zonas Económicas Especiales”.