El precio del dólar en Colombia comenzó la semana con la volatilidad y la tendencia ascendente que lo han caracterizado en el último año. La tasa de cambio rompió la barrera de los $2.900, ganó $38 y cerró al final de la jornada de este lunes en $2.918, lo cual implica que en el último mes la cotización de la divisa estadounidense ha escalado más de $300 y ha roto tres techos técnicos. Y, no menos importante, el costo del euro en el mercado local subió ayer $40 y se situó en $3.198.

“La reciente caída del precio del petróleo que llevó al referente del mar del norte (Brent) por debajo de los US$50 y al indicativo del crudo ligero de Texas (WTI) a los US$46 fue el detonante que provocó que el dólar rompiera los $2.900”, indicó Camilo Silva, director de análisis técnico de Valora Inversiones. Es tal la volatilidad que se registra en este mercado que ya se habla de que la tasa de cambio en $3.000 está a la vuelta de la esquina.

Ómar Suárez, analista de Alianza Valores, explicó que “existen varios factores que podrían llevar el dólar a los $3.000 y, dependiendo de cómo se desencadenen, se podría llegar más rápido o más lento a este nivel. Sin embargo, el precio del petróleo es lo que más le está generando volatilidad últimamente a la divisa y podría ser el que la lleve a superar su máximo histórico de $2.986 en el corto plazo. En caso de que caiga por debajo de los US$44 podría ser el comienzo de un fuerte bajonazo que podría llegar hasta el rango de los US$30”.

El panorama petrolero ha vuelto a deteriorarse. Hace un par de meses se decía que durante el segundo semestre de 2015 los precios del crudo iban a rebotar hasta los US$70, pero ahora se habla de otro período bajista. Las noticias internacionales de los últimos días relacionadas con el tema minero-energético le dan fuerza a este sentimiento pesimista.

Por un lado, China, el principal consumidor de materias primas, mostró un deficiente reporte de manufacturas ya que el indicador de éstas cayó de 49,4 a 47,7 entre junio y julio de 2015, su nivel más bajo desde 2013. Por otro lado, Irán emitió un comunicado en el que indicó que podría incrementar su producción de crudo entre 500.000 y un millón de barriles diarios cuando le sean levantadas las sanciones económicas.