Francfort. Hacer frente a la crisis de deuda de la zona euro sería más fácil si se tuviera a disposición más poder de fuego, dijo el consejero del Banco Central Europeo Lorenzo Bini Smaghi, quien exigió un apoyo proporcional a la severidad de los actuales problemas.

Bini Smaghi expresó que aunque es difícil obtener el respaldo político y público para poner enormes montos de dinero de los contribuyentes sobre la mesa para combatir la crisis, es vital disponer de un arsenal lo suficientemente grande.

"Es importante entender que el tamaño del apoyo debe ser proporcional al riesgo sistémico que afrontamos", dijo Bini Smaghi en una discurso publicado este martes en la página web del Banco Central Europeo pero con fecha del 17 de octubre.

"La mejor forma de lidiar con el contagio es actuar rápidamente, con una gran capacidad de ataque, el "bazuca" como lo llamaba Hank Paulson", agregó en referencia al ex secretario del Tesoro de Estados Unidos.