Santiago. El Banco Central de Chile decidió por unanimidad subir la tasa referencial en 50 puntos base en su reunión de mediados de julio, descartando una alza mayor debido sobre todo a los riesgos en el panorama externo, mostraron el lunes las minutas del encuentro.

En su última reunión de política monetaria, los consejeros colocaron especial atención al fuerte dinamismo de la demanda interna y al alza en las expectativas de inflación de los analistas, aunque señalaron que esto era contrarrestado por las turbulencias internacionales.

"Los riesgos de un escenario externo más débil seguían presentes, en particular a pocos días de que se conocieran los resultados de los ejercicios de tensión de la banca europea. Estos antecedentes hacían poco recomendable, en esta ocasión, acelerar el ritmo de normalización de la (tasa)", dijo la minuta.

A mediados de julio, el Banco Central subió la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos base a 1,5%, como lo esperaba la mayoría del mercado, en una medida que se enmarca en el ciclo de retiro gradual del estímulo monetario iniciado en junio.

La entidad destacó que la velocidad a la que se realizará el proceso de normalización nunca era una elección evidente, pero señaló que esta vez "una decisión que se alejara de lo esperado, con contenidos significativamente distintos del comunicado anterior o con un aumento diferente de 50 puntos básicos, probablemente sería una sorpresa".

Ante un esperado mayor dinamismo de la economía, analistas han estimado que la tasa referencial podría ubicarse en torno a 3% a fines de año.