Montevideo. La consultora uruguaya CPA Ferrere advirtió de un exceso de optimismo en las expectativas económicas a raíz de la fuerte desaceleración de los países de la región.

"Todavía la sociedad uruguaya no internalizó lo que está pasando alrededor de Uruguay. Eso hace que haya una suerte de optimismo exagerado", afirmó el socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone, citado este jueves por la prensa local.

Las declaraciones se dieron durante la reunión de Coyuntura Económica de CPA Ferrere titulada "Perspectivas Económicas: Los desafíos del nuevo gobierno en una economía en transición".

Oddone señaló que si bien la economía no está en una fase de "amenaza crítica" y este año crecerá 2,5% y alrededor de 2% en 2016 atraviesa por una "etapa de transición" hacia una expansión "mucho más moderada".

Por eso, el próximo Presupuesto Quinquenal debe "incorporar la restricción fiscal imperante", definir la gradualidad de la corrección fiscal necesaria y encontrar espacio fiscal para iniciativas programáticas, añadió, según recoge el diario El País.

"Si viéramos que la discusión presupuestal va con una programación financiera que supone que el país va a crecer a 3% en los próximos cincos años tenemos un problema", alertó.

Y explicó: "Vamos a abrir un espacio fiscal mayor al que tenemos y por lo tanto la corrección no se va a dar".

El déficit fiscal a enero pasado se sitúa en 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB).

En 2013, el PIB aumentó un 4,4 por ciento y completó once alzas anuales consecutivas.

El gobierno espera que la economía haya crecido en el entorno del 3% en 2014, a la espera de los datos primarios de la actividad que se conocerán la semana próxima.