Los gastos en consumo real en Estados Unidos no han mostrado señales de un repunte significativo tras su desaceleración del invierno boreal, dijo la Reserva Federal de Nueva York en un reporte publicado este lunes.

En su edición de junio de "Economía de Estados Unidos en un vistazo", el banco central regional estadounidense dijo que el crecimiento en el consumo "ha sido débil, pese a un mejor clima, a la mejoría en curso en las condiciones en el mercado laboral y a los precios más bajos de la energía en comparación a un año atrás".

En cuanto a las condiciones financieras, el reporte dijo que los rendimientos de los bonos globales aumentaron a fines de abril hasta comienzos de junio, para luego retroceder.