La Contraloría de Perú dijo este lunes que identificó riesgos respecto al monto de la inversión para modernizar la estatal Petroperú y su rentabilidad, en un informe previo a la operación de emisión de bonos de hasta US$2.000 millones de la firma.

El órgano fiscalizador afirmó en un comunicado difundido en su página Web que Petroperú ha presentado montos referenciales respecto a la inversión final en su plan de modernización de su refinería Talara, la mayor del país, "que no hace factible verificar la rentabilidad económica del proyecto".

El anuncio se produce en momentos en que Petroperú abrió en Nueva York los pedidos para la venta de bonos que alcanzaron los US$7.500 millones, según una fuente de IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

La emisión de bonos servirá para financiar parte de los US$5.400 millones que costará la modernización de Talara.

La Contraloría señaló que ante "la incertidumbre" en la fijación del monto de inversión final es necesario que Petroperú incorpore sus efectos en el Modelo Económico Financiero a fin de medir el impacto en la rentabilidad de la empresa.

El órgano fiscalizador afirmó que, además de la emisión de bonos, Petroperú tiene un préstamo sindicado de US$500 millones que vence en el 2035 y "es necesario que Petroperú adopte medidas necesarias a fin de garantizar su operatividad, así como el repago de los endeudamientos mencionados".