Washington. El empleo en Estados Unidos posiblemente creció con fuerza el mes pasado, pero la tasa de desempleo habría subido desde un mínimo en dos años y medio ya que las mejores condiciones atrajeron de nuevo al mercado laboral a estadounidenses que habían dejado de buscar trabajo.

El informe oficial de empleo que se reportará este viernes debería consolidar la visión de que el crecimiento económico se aceleró en el cuarto trimestre después de una actuación tibia en los primeros nueve meses del 2011.

Sin embargo, el ritmo de creación de empleo sigue demasiado lento para indicar que una recuperación sólida está finalmente en marcha. Las nóminas de empleo no agrícola habría subido en 150.000 el mes pasado, según un sondeo de Reuters, después de haber aumentado en 120.000 durante noviembre.

Un clima inusualmente templado durante el mes puede haber dado un impulso al empleo.

Mientras que la tasa de desempleo habría subido a un 8,7% desde el 8,6% previo, el tono del informe probablemente se verá reforzado por la revisión al alza en las cifras de empleo para octubre y noviembre, en consonancia con una tendencia reciente.

"Las empresas están empezando a sentirse un poco mejor sobre el futuro y están contratando, pero no podemos estar muy emocionados porque 150.000 es el mínimo que necesitamos para mantener el mercado de trabajo estable", dijo Sung Won Sohn, profesor de economía en la California State University Channel Islands en Camarillo, California.