LONDRES. Los contratos a futuro del petróleo caían este viernes antes de la publicación de datos clave de empleo en Estados Unidos, pero los precios se han situado en un estrecho rango durante gran parte de la sesión.

Los precios subieron este jueves, a medida que el huracán Earl se dirigía hacia la costa este de Estados Unidos, lo que generó preocupación de que las refinerías podrían cerrar sus operaciones y que las importaciones de crudo y gasolina se podrían ver afectadas. Las tormentas tropicales Fiona y Gaston no están mucho más lejos.

Sin embargo, Earl se debilitaba el viernes por la mañana y algunos analistas esperan que el huracán aumente los inventarios de gasolina debido a que los consumidores evitarán usar sus vehículos durante el fin de semana del Día del Trabajo.

Los operadores ignoraban el alza que registraban las acciones europeas y la leve fortaleza del euro frente al dólar este viernes por la mañana, a medida que la atención parecía enfocarse en el informe de nóminas no agrícolas correspondiente a agosto que se publicará a las 1230 GMT.

A las 1046 GMT, el contrato del crudo Brent a octubre caía en la bolsa de futuros ICE de Londres 42 centavos a US$76,51 el barril.

El contrato del crudo WTI a octubre en la New York Mercantile Exchange descendía US$40 centavos a US$74,02 el barril.

En tanto, hubo un sorpresivo aumento en los futuros europeos del gasóleo. Corredores con sede en Londres señalaron que una mayor demanda de derivados de Alemania o expectativas de menores exportaciones de Rusia sería la causa.

El contrato a septiembre del gasóleo en la ICE subía US$8,24 a US$648 la tonelada métrica, mientras que la gasolina a octubre en la Nymex perdía 1,21 centavos a 190,25 centavos el galón.

Una plataforma de producción petrolera, llamada Mariner, se incendió este jueves en el golfo de México, pero su impacto en los precios del petróleo fue de corta duración debido a que las instalaciones extraían mayormente gas natural.