Seul/ Perth. Corea del Sur anunció este miércoles acuerdos de largo plazo valorados en US$84.000 millones de dólares con las gigantes energéticas Royal Dutch Shell y Total para comprar gas de proyectos de GNL en Australia.

Las principales economías de Asia están compitiendo por el cada vez más amplio suministro de gas natural licuado (GNL) de Australia, para asegurarse la energía que alimenta su crecimiento.

Corea del Sur, el segundo mayor comprador de GNL después de Japón, necesita los acuerdos para reemplazar el suministro de Indonesia, Malasia y Brunéi bajo contratos que vencen entre el 2013 y el 2015.

Según los nuevos acuerdos, la estatal surcoreana Korea Gas Corp (KOGAS) importará un total de 5,64 millones de toneladas por año (mtpa) de GNL desde el 2013 al 2035, dijo el Ministerio de Economía en una declaración.

El volumen equivale a alrededor de un quinto de las importaciones de GNL del país en el 2010, y los acuerdos se firmarían el mes próximo.

Con un valor de 90 billones de wones (US$84.100 millones) a lo largo de su duración, estos son los acuerdos a largo plazo más importantes en la historia del país.

KOGAS, la principal empresa compradora de GNL en el mundo, también adquirirá una participación de 10 por ciento e invertirá 1.500 millones de dólares adicionales en el proyecto Prelude de Shell en Australia, dijo el ministerio.

Los analistas anticipaban que KOGAS compraría GNL de Prelude ya que Samsung Heavy Industries Co Ltd está construyendo una embarcación enorme en Corea del Sur para procesar y licuar gas del proyecto.

La planta flotante será la más grande del mundo, una embarcación más larga que cuatro canchas de fútbol y seis veces más pesado que el portaaviones más grande.

Cuando comience a operar en el 2017, Prelude se convertirá en el primer proyecto de GNL flotante en el mundo, con una capacidad para producir y transportar 3,6 mtpa de GNL.