Río de Janeiro. Más de 48.000 millones de reales (más de US$13.000 millones) fueron desviados entre 2014 y 2017 en al menos 320 casos de corrupción investigados en Brasil en el período, según un informe divulgado este lunes.

Los datos, que corresponden a la Policía Federal y fueron publicados por la televisión Globonews en base a la Ley de Acceso a la Información, suponen que 33 millones de reales (US$8,87 millones) diarios fueron desviados en Brasil entre 2014 y 2017, período en el que el país fue conociendo el gigantesco caso de corrupción alrededor de la petrolera estatal brasileña Petrobras, la mayor trama de corruptelas de la historia del país.

Según el informe, las cantidades de dinero desviadas aumentaron cada año y abarcan los sectores de transporte, salud, educación, saneamiento básico y fondos de pensión.

En 2014, se desviaron al menos 198 millones de reales (US$53,5 millones) en Brasil, según la Policía Federal.

En 2015, la cifra saltó a 2.500 millones de reales (US$675 millones), en 2016 a 18.700 millones de reales (US$5.055 millones) y en 2017, se desviaron al menos 29.400 millones de reales (US$7.945 millones).

Entre los efectos negativos que causaron los desvíos hay centenares de obras paralizadas o atrasadas y la paralización de servicios públicos como la merienda escolar.