Río de Janeiro. La Corte Suprema brasileña multó este miércoles con 141,4 millones de reales (unos US$38 millones) a 96 empresas de transporte por no cumplir una sentencia del viernes pasado en la que se obligaba a liberar las carreteras bloqueadas en el país por la huelga de los camioneros.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Alexandre de Moraes, además de imponer la multa, dio un plazo de 15 días a las casi 100 empresas acusadas para pagar, informó el canal de televisión del Poder Judicial.

La sentencia fue una respuesta a la solicitud hecha por la Abogacía General de la Unión (AGU), que envió a Moraes una lista con los nombres de las empresas que no cumplieron la determinación de desbloquear las carreteras.

La semana pasada, el mismo magistrado impuso una multa de 100.000 reales (unos US$26.857) por hora a las entidades que actuasen en el corte y bloqueo de carreteras, además de una multa de 10.000 reales (US$2.685) diarios a los conductores que obstruyeran las carreteras.

La AGU constató bloqueos en al menos ocho carreteras, con multas de entre 400.000 (US$107.428) y 9,2 millones de reales (US$2,4 millones).

La AGU constató bloqueos en al menos ocho carreteras, con multas de entre 400.000 (US$107.428) y 9,2 millones de reales (US$2,4 millones).

A pedido de la abogada general de la Unión, Grace Mendonça, el juez también estableció que si las transportadoras no pagan la multa, tengan bienes bloqueados y subastados.

El juez alegó que quedó demostrada la falta de respeto a la sentencia que él mismo dio este viernes, lo que justifica las multas.

"Queda el registro, todavía, que la gravedad de la conducta adoptada por los infractores justifica la fijación de una multa en los exactos valores indicados por la autora y basados en los parámetros definidos en la tutela provisional de cautela", dijo.

Para el magistrado, las empresas que mantuvieron el bloqueo atentaron "gravemente contra la autoridad del Poder Judicial" y "causaron sensibles trastornos a la población, privada incluso del abastecimiento de productos esenciales a la subsistencia y salud".

Miles de conductores brasileños iniciaron este lunes de la semana pasada una huelga como protesta por el alza de los precios de los combustibles.

La huelga paralizó buena parte del país y, ante la falta de acuerdo con el gobierno, la Justicia autorizó el uso de las fuerzas de seguridad para desbloquear las carreteras, además de imponer multas en caso de no cumplir las resoluciones.