Costa Rica colocó este viernes un bono soberano por US$1.000 millones a 10 años con un rendimiento de 4,25%, el cupón más bajo que ha colocado el país en su historia, reportó IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

La colocación, la primera de Costa Rica en los mercados internacionales desde 2004, fue a un precio de 99,989% con el rendimiento en la parte baja de la guía (4,25%-4,375%) y equivalente a 267,6 puntos básicos sobre el bono equivalente del Tesoro estadounidense.

La demanda por el bono estuvo un poco por debajo de los US$5.000 millones.

Los inversionistas estadounidenses y latinoamericanos representaron alrededor de 70 a 75% de las ofertas en libro, mientras que los europeos tomaron alrededor de 25% y los asiáticos el resto, dijo un sindicato de banqueros.

Citigroup y Deutsche Bank fueron los agentes colocadores. El bono fue vendido en formato 144A del regulador estadounidense y cuenta con una calificación Baa3/BB+/BB+.

El título se regirá por la ley de Nueva York y se negociará en Luxemburgo.