El gobierno de Costa Rica completó la colación de bonos de deuda en el extranjero por un monto de US$1.000 millones los cuales financiarán parte del déficit de las finanzas públicas.

La colocación se realizó a un plazo de 30 años con una tasa de interés del 7,158% anual, según informó el Ministerio de Hacienda mediante un comunicado.

Según detalló Hacienda, en la colocación se logró aprovechar la coyuntura reciente de bajas tasas de interés, y permite extender los vencimientos de deuda a 30 años.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, comentó que esta colocación de títulos es un paso importante para mantener la estabilidad de las finanzas públicas en el corto plazo, pues permitirá atender de mejor manera los vencimientos de bonos en moneda extranjera en los próximos 12 y 16 meses.

Para Fallas, esto permitirá reducir las presiones de captación en el mercado interno y elimina la necesidad de adquirir dólares para el pago de deuda en moneda extranjera.

El director de Crédito Público, Juan Carlos Quirós, indicó que durante esta oferta se recibieron órdenes de bonos por US$3.500M, 3,5 veces más de lo ofertado, mientras que en su criterio, la tasa de interés obtenida refleja la confianza de los inversionistas internacionales en la economía costarricense.

Esta es la cuarta y última colocación de bonos en el extranjero que realiza el Ministerio de Hacienda costarricense autorizada bajo una ley que aprobó la Asamblea Legislativa.