El ministerio de Hacienda de Costa Rica comenzó a prepararse para poder emitir bonos en el extranjero, en caso de que se apruebe una ley que aún está en discusión en el congreso de ese país y que le facultaría para hacerlo.

Según el viceministro de Hacienda, quien se encarga del crédito público, Juan Carlos Pacheco, ya se han hecho algunas movilizaciones para emitir la nueva deuda externa, como tener claro el procedimiento a seguir una vez los parlamentarios aprueben la ley que permitirá emitir en los próximos 10 años hasta $4,000 millones.

En vista de eso, el gobierno calcula que una vez aprobada la legislación tendrán que esperar cerca de dos meses para poder ejecutar la emisión porque dentro del proceso que ya han calculado será necesario contratar calificadoras de riesgo, agentes de pago, inscribir emisiones, exponer la emisión y contratar el banco líder, y otros pasos más, detalla La Nación.

El anteproyecto de la Emisión de Títulos Valores en el Mercado Internacional, como ha sido denominada la nueva ley ingresará está semana el primer debate en el pleno legislativo y se propone como una de las soluciones para paliar la cercana crisis fiscal de Costa Rica por el incremento del déficit.

De acuerdo con el plan inicial el Gobierno tendría acceso a una emisión anual de $1,000, y por ser deuda a largo plazo esto no generaría una presión inmediata sobre las finanzas públicas porque la amortización comenzaría a pagarse dentro de 10 años.

Otro de los objetivos de las autoridades ticas es poder ponerle freno a las tasa de interés internas, debido a que han aumentado por el peso de la deuda en el mercado interno, que es, hasta ahora, de donde más se ha financiado.

En esa vía, el gerente del Banco Nacional, Fernando Naranjo, manifestó que las tasas de interés en colones han llegado a su punto máximo y que en lo sucesivo iniciaran una carrera a la baja que se impulsaría más con la aprobación de la ley.

Por su parte, el sector exportador ha manifestado preocupación por la medida, pues exponen que el ingreso de más dólares al país obligará a que las tasas de cambio bajen afectándoles directamente, expresaba la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO).

Por el momento, el tipo de cambio está en el mínimo establecido por la banda cambiaría del Banco Central de Reserva que es de ¢500.