El gobierno de Costa Rica alista un nuevo proyecto para recortar gastos en el aparato público. El ministro de Hacienda, Fernando Ferrero, explicó que la iniciativa que estará lista en una semana contiene aspectos como la transferencia de recursos del sector público al gobierno central, la posibilidad de que los excedentes de las empresas públicas se distribuyan y el fortalecimiento de la dirección del poder ejecutivo en el gasto.

Flexibilizar las líneas de la autoridad presupuestaria y la inclusión de responsabilidad fiscal, también se incluyen como metas en el nuevo proyecto.

En el congreso ya hay varios proyectos de orden fiscal. Uno de ellos, propuesto por el diputado socialcristiano Luis Fishman, promueve una Ley de Saneamiento Fiscal que plantea que si una institución logra superávit, este pueda trasladarse al Gobierno Central.

El proyecto una vez esté listo deberá pasar por la Asamblea, donde además de la propuesta de Fishman existen otras cuatro iniciativas más, relacionadas con la mejora en el gasto público.