En medio de un activo debate para aprobar la Ley de Solidad Tributaria, una investigación reveló que varios funcionarios de gobierno, entre ellos diputados y ministros, tributan menos de lo que deberían por sus propiedades.

El periódico La Nación ventiló la información en la que once ministro del gabinete de gobierno poseían propiedades declaradas con un valor inferior al que ahora están valoradas y por lo tanto pagan menos impuesto.

La legislación tica establece que cada cinco años, los ciudadanos deben declarar el valor de las propiedades que se poseen a fin de actualizarlo y sobre este pagar el 0,25% anual.

La mayoría de los funcionarios dijo que ignoraba la ley o que pensaban que todo estaba en regla asumiendo que la municipalidad, que a quién se le paga el tributo, actualizaba la información.

En una entrega más de esta investigación el periódico descubrió que además de los ministros hay ocho diputados que tampoco han actualizado el valor de sus propiedades. Este grupo es parte de un total de once diputados quienes tienen una participación decisiva en la aprobación del paquete fiscal que recaudaría casi US$700 millones.

Las propiedades investigadas están a nombre de los congresistas, pero también de sus cónyuges. En total fueron 56 propiedades vinculadas a los 12 congresistas.

En suma, las propiedades están subvaloradas por US$1,53 millones (¢776 millones) por las que se deja de tributar cada año cerca de US$3.913 (¢2 millones).

La presidenta Laura Chinchilla emitió un comunicado ayer en el que exhortaba a los ministros a remediar lo que ella calificó como un “lamentable descuido.”

La mandataria señaló que en ningún momento tal hallazgo debe frenar la discusión de la reforma tributaria ni detener su aprobación.