Costa Rica anunció la articulación de un plan para campear una probable crisis económica en Estados Unidos, su principal socio comercial.

La administración de Laura Chinchilla, reveló que analiza alternativas para mitigar eventuales impactos dado que Costa Rica coloca el 50% de sus exportaciones en ese mercado.

Pese a que trabajadores y empresarios recibieron con beneplácito las medidas anunciadas el martes por el gobierno, ambos sectores señalan una serie de acciones que consideran necesarias.

Nación.com detalla que la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) coincidió con la propuesta de promover la construcción de obra pública, en caso de una crisis.

“Es uno de los temas fundamentales con visión de largo plazo para potenciar el desarrollo del país”, dijo Manuel H. Rodríguez, presidente de la agrupación, al portal tico.

Albino Vargas, presidente de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados, consideró que el plan debió incorporar más ejes de acción.

“Esas medias son insuficientes. Se requiere un esfuerzo más integral y de un diálogo con todos los sectores para que podamos construir un blindaje a nivel de país”, comentó el líder sindical.

Según Vargas, en el plan del Ejecutivo quedan desprotegidas las pequeñas y medianas empresas. Además, solicita una política salarial para incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores y protección para las personas altamente endeudadas.
Sobre el último tema, los bancos estatales alegan estar alerta a las necesidades de sus clientes en caso de una crisis.