El costo promedio del envío de remesas familiares provenientes de Costa Rica y Estados Unidos a Nicaragua se redujo 3,5% el año pasado, informó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El costo del envío de remesas desde Costa Rica y Estados Unidos con un valor promedio de US$200 pasó de US$10 con 20 centavos en 2013, a US$9 con 84 centavos en 2014, indicó el BID en un comunicado.

En 2014 se "observó" una disminución de 9,6% en el costo promedio del envío de remesas con valor medio de US$500, respecto al costo observado el año pasado, precisó el organismo.

"Se pasó de US$14,50 en 2013 a US$13,10 en el 2014, calculados para el envío de una remesa de 500 dólares", destacó el BID.

El año pasado Nicaragaua recibió más de US$1.135 millones en concepto de remesas familiares, equivalentes al 9,7% del producto interno bruto (PIB), calculado en US$11.805 millones.

Añadió que toda la región latinoamericana ha visto mejoras significativas en la disminución de los costos de envío de remesas.

De acuerdo al BID, entre el 2008 y el 2014, el costo promedio de envío de 200 dólares a nivel regional disminuyó en casi 2,4 puntos porcentuales, pasando de 8,4% en el 2008 a 6% en el 2014.

La disminución en el costo del envío de remesas de esos países a Nicaragua implicó un ahorro en el pago total por envíos de remesas a la región de US$1.500 millones en 2014, en relación con los costos de 2008.

El economista y catedrático universitario nicaragüense, Alberto Ramírez, explicó que ese ahorro es significativo si se toma en cuenta el universo de inmigrantes nicaragüenses que trabajan en Costa Rica y en Estados Unidos.

Un nicaragüense que envía en promedio 200 dólares mensuales en remesas al país se ahorrará este año casi cinco dólares por costo de envío, cifra que si se multiplica por los 300.000 compatriotas que viven y trabajan en Costa Rica representa un ahorro total de US$1,5 millones.