El favorito para las elecciones presidenciales en Chile, Sebastián Piñera, reveló este lunes que su programa de gobierno tendría un costo fiscal de US$14.000 millones, una suma que financiaría con reasignaciones, un repunte del crecimiento económico y una mayor recaudación tributaria.

El ex mandatario conservador, quien lidera con una amplia ventaja los sondeos para los comicios del 19 de noviembre, detalló que el plan representa un 5,5% del producto interno bruto (PIB) del país en un año.

El multimillonario, que gobernó entre 2010 y 2014, tiene previsto enfocar parte importante del monto en perfeccionar una reforma de pensiones que ya se discute en el Congreso, junto con medidas orientadas al crecimiento y el empleo.

"La mitad del financiamiento del programa provendrá de reasignaciones de presupuesto provenientes de programas mal evaluados, así como de estrictas medidas de austeridad fiscal y un programa de reducción de gastos innecesarios en el sector público", dijo Piñera en un documento de 124 páginas.

Según el candidato, con todo lo anterior se generarán ingresos para el fisco por el equivalente de US$7.000 millones.