Uruguay. Luego de una presentación de coyuntura económica local y regional, que brindó este miércoles junto a Gabriel Oddone de CPA Ferrere, Capurro aseguró a periodistas que existe un descenso “moderado” del mercado laboral. Aunque las tasas de desempleo aún son bajas, el mercado siente el impacto de la economía regional que, desde mediados de 2011, se “complicó bastante”. “Argentina y Brasil dejaron de crecer, depreciaron su moneda, se abarataron con Uruguay y perdimos competitividad”. Más ha pesado el caso de Argentina, que implementó medidas “que complicaron flujos comerciales”.

Capurro añadió que este inicio de 2014 el shock regional continúa de manera moderado y por esto el “leve deterioro del mercado laboral” convergería en 2015 a una tasa de desempleo de 7,5%. “Un punto más del año pasado”, explicó. Desde 2011 hasta 2013 se perdieron en el país unos 15.000 puestos de trabajo, especialmente en Montevideo; pese a que representa el 1% del mercado laboral, “es el reflejo de algunas noticias que hemos visto estos días, sobre todo en sectores vinculados al turismo, como hoteles y restaurantes”, aseveró el economista.

El informe actualizado de CPA Ferrere estima que la economía de Uruguay continuará creciendo con tasas menores a la última década, entre 2,5% y 3% para los próximos años.

En relación a la inflación, el principal problema económico del país y que en febrero alcanzó el 9,82% en la comparación interanual, Capurro indicó que si se aplican rápido las medidas anunciadas por el gobierno la semana pasada no se llegaría a los dos dígitos. Para frenar el proceso inflacionario, el gobierno prevé rebajas en las tarifas de UTE y Antel, intervenir la cuota mutual, y quitar el IVA a la importaciones de frutas y verduras.

De todos modos, Capurro dijo que el problema de la inflación es estructural, la cual se explica por el aumento de la demanda agregada.