Haití suscribió un acuerdo y un addendum con dos compañías extranjeras para la creación de dos nuevas zonas francas en la capital del país, que permitirá la creación de casi 25.000 nuevos puestos de trabajo.

Wilson Laleau, ministro de Industria y Comercio y presidente del Consejo Nacional de Zonas Francas (CNZF), firmó los convenios con la Sociedad Inmobiliaria de Desarrollo SA (SIDSA) y con la West Indies Industrial, cuyos proyectos se encuentran en el sector de Tabarre (Oeste) y Cité Soleil, en la periferia norte de Puerto Príncipe.

Rode Préval, director general de Zonas Francas de Haití, dijo en la ceremonia que el establecimiento de la zona libre en Tabarre cubrirá una superficie total de tres hectáreas de terreno y creará 3.500 empleos directos y 15.000 indirectos, con una inversión de cerca de US$8,5 millones.

Préval agregó que el addendum firmado con la West Indies implicará una ampliación de la inversión inicial de US$45,4 millones a US$87,4 millones, y representa una oportunidad para la creación de más de 21.000 empleos directos y 100.000 empleos indirectos en beneficio del pueblo haitiano.

Haití se encuentra en pleno proceso de reconstrucción tres años después de un devastador terremoto que provocó la muerte de 222.570 personas y daños materiales por US$7.900 millones.

En octubre del año pasado, el presidente haitiano, Michel Martelly, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, inauguraron un moderno parque industrial que permitirá impulsar el desarrollo del norte del país a partir de la creación de 65.000 empleos.

El proyecto, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Clinton y el gobierno haitiano, es presentado como una de las obras más importantes del programa de desarrollo que realiza la actual administración.