Washington. Los empleadores estadounidenses probablemente contrataron más personas en febrero que en cualquier mes desde mayo del año pasado, recuperándose de un severo clima invernal y aumentando la esperanza de que la recuperación haya cobrado impulso crítico.

Las nóminas de empleos no agrícolas se habrían incrementado en 185.000, de acuerdo a un sondeo de Reuters, luego de un magro aumento de 36.000 empleos en enero.

El sondeo fue conducido antes de que esta semana se conocieron fuertes señales de que el mercado laboral estadounidense se está recuperando con mayor rapidez de la peor recesión desde la Gran Depresión.

El pico de empleo mensual en mayo pasado se debió a que las nóminas de empleo fueron impulsadas por las contrataciones gubernamentales para un censo. Sin embargo, es poco probable que las ganancias previstas durante febrero alejen a la Reserva Federal de sus políticas monetarias ultra-laxas.

El Departamento del Trabajo reportará los datos de empleo a las 08.30 hora local.

Las nóminas de empleos estadounidenses en los meses recientes han ido a la zaga de las expectativas de los economistas, pese a que los indicadores del mercado laboral apuntan a una tasa más rápida de creación de empleos.

Sin embargo, los analistas, están cada vez más convencidos de que se ha establecido una base para el crecimiento sólido de empleos hacia adelante.

Pese al reporte previsto en las nóminas, los expertos también esperan que la tasa de desempleo haya subido desde un 9% a un 9,1% en enero debido a que los desempleados previamente desalentados volvieron a buscar trabajo, una señal de confianza en la economía.