Excelsior.com.mx. Con la aprobación de las reformas para conformat el sistema de seguridad social universal, se creará un fideicomiso, con carácter de irrevocable, que quedará en manos del Banco de México y que permitirá financiar la pensión universal de las personas mayores de 18 años para cuando cumplan 65 de edad.

En septiembre de 2013, el Ejecutivo Federal propuso al Congreso una serie de reformas en materia de seguridad social, dentro de las cuales se encuentra la integración de la pensión universal y del seguro de desempleo.

Según la iniciativa, “el fideicomiso se integrará con los recursos que, atendiendo a los estudios actuariales y demográficos elaborados conforme al Reglamento de la Ley de la Pensión Universal, se prevean cada año en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

La iniciativa prevé que la pensión universal será personal, intrasferible e inextinguible.

Se establece un plazo de un año para la prescripción del derecho a reclamar los pagos mensuales de la pensión, es decir, el beneficiario no pierde nunca el derecho de acceder a su pensión pero, por certeza jurídica, cuenta con un plazo de un año para reclamar los pagos mensuales correspondientes, contados a partir de la fecha en que los mismos sean exigibles.

Apoyo monetario. Se estipula que la Pensión Universal apoyará económicamente a las personas que a partir de 2014 cumplan 65 años de edad, mediante un monto mensual de mil 92 pesos (US$82,8), el cual será actualizando anualmente conforme al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

La iniciativa en estudio prevé un periodo de transición para que la actual pensión que otorga el gobierno federal, a través del Programa de Pensión los para Adultos Mayores, se incremente hasta igualar el valor de la Pensión Universal.

La iniciativa de Ley que se analiza establece que en el Presupuesto de Egresos de cada año deberán preverse, en un apartado específico, las erogaciones correspondientes a la Pensión Universal, para lo cual deberá tomarse en cuenta el cálculo que efectúe la Secretaría de Hacienda con base en la información proporcionada por el Registro Nacional de Población, IMSS e ISSSTE.

A fin de que las instancias que operen la Pensión no vean afectados sus recursos en la operación del esquema, también se prevé que los gastos de administración y operación correspondientes serán cubiertos por el gobierno federal, por lo que deberán preverse en el Presupuesto de Egresos de la Federación.