Brasilia. La deuda pública federal brasileña, incluido los endeudamientos interno y externo, creció 5,71% en 2013 para alcanzar la cifra récord de 2.120 millones de reales (US$868.850 millones), informó este miércoles el Tesoro Nacional.

En términos nominales, la deuda pública creció 115.000 millones de reales (US$47.131 millones) el año pasado, dentro de lo previsto por las autoridades.

En 2012 la deuda pública experimentó un crecimiento de 7,55 y en los últimos nueve años tuvo una expansión superior a 100%, apuntó el Tesoro.

En 2004 la deuda pública sumó 1.010 millones de reales (US$413.934 millones), al alcanzar el valor de 2.000 millones de reales (US$819.672 millones) en el cierre de 2012.

Del total de ese crecimiento en la última década, 30% corresponden a emisiones para capitalizar al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el principal banco de fomento del país sudamericano.

El crecimiento de la deuda pública brasileña el último año estuvo relacionado, principalmente con los gastos en intereses, que alcanzaron un valor de 218.000 millones de reales (US489.344 millones).

Las emisiones directas del gobierno, como títulos de deuda del Tesoro y papeles emitidos por instituciones financieras públicas, sumaron 59.600 millones de reales (US$38.803 millones).

La deuda pública interna creció 5,84% en 2013, para 2.020 millones de reales (US$840 millones), mientras que la deuda pública externa aumentó 3,72%, para 94.680 millones de reales (US$38.803 millones).

Del total de la deuda a finales del año pasado, 43,3% correspondió a papeles prefijados, 36,1% a títulos sujetos al índice de inflación, 11,3% a títulos sujetos a la tasa básica de interés Selic, y 9,3% a aquellos sujetos a la tasa de cambio.

Las instituciones financieras retuvieron en 2013 el 30,2% de los títulos públicos.

Según el Tesoro, el tiempo medio de vencimiento de los títulos de deuda fue de 4,2 años.