Madrid. El informe “Panorama de Inversión Española en Iberoamérica”, elaborado por el IE Business School, muestra una mejora en las perspectivas económicas que las empresas españolas tienen sobre los países de la región, en la que un 75% de las encuestadas tiene pensado aumentar sus inversiones este año.

México y Perú destacan en el informe como los más atractivos para los inversionistas de España. El primero, se ubicó como el país donde más empresas españolas piensan invertir este año; y el segundo, como la economía más favorable de la región.

Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School, explica que hoy por hoy, las perspectivas económicas son más esperanzadoras que las que había hace doce meses. “El FMI acaba de pronosticar que el crecimiento para América Latina y el Caribe será del 1,9% este año, frente al 1,3% observado en 2017. En este sentido, no es extraño que las empresas españolas también perciban una mejoría”, señala.

Perú repite en esta ocasión como el país donde las empresas españolas piensan que la situación económica será más favorable durante 2018. En segundo lugar se ubica Chile; Colombia le sigue de tercero y México de cuarto; “algo acorde con las previsiones del FMI, que eleva sus previsiones de crecimiento hasta el 2,3%”.

 

La percepción sobre Argentina también mejora, ya que pese a lo difícil que está siendo la estabilización económica, se valora muy positivamente la apertura emprendida por el gobierno de Mauricio Macri, explica Martínez Lázaro. En el informe, se muestra a una Brasil estable gracias al repunte de su economía, mientras Venezuela destaca como la economía con peores perspectivas.

En cuanto a los mercados en los que más empresas españolas piensan invertir en el 2018, México sigue al frente seguido, a gran diferencia, por Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil y República Dominicana. En el resto de países, el número de empresas que tienen previsto aumentar su inversión es menor. Solo en Venezuela disminuye la opción de invertir.

El informe “Panorama de Inversión Española en Iberoamérica” hace una valoración especial acerca de la participación de las Pymes en el mercado iberoamericano. “El porcentaje de las Pymes españolas que tienen previsto crecer sólo a través del desarrollo de su negocio actual ascienda a casi el 70%, diez puntos por encima del promedio”, dice Martínez Lázaro.

 

Proyecciones positivas. Casi el 70% de las encuestadas piensa que en el plazo de tres años sus cifras de negocio en los mercados Iberoamericanos serán superiores a las obtenidos en España. La cifra representa 15% más que el año anterior, a pesar de una mejora de la economía española.

De las empresas encuestadas, casi el 85% creen que su facturación aumentará durante los tres próximos años en Iberoamérica, un porcentaje que se mantuvo similar al del 2017.

En lo referente a las ciudades más atractivas a la hora de ubicar sus operaciones centrales, Ciudad de México vuelve a ser, por cuarto año consecutivo, la metrópoli preferida, mientras que Bogotá cede a Miami el segundo puesto y pasa a la tercera posición. Santiago y Buenos Aires, se ubican cuarta y quinta, respectivamente.

Entorno económico. Para 2018 las empresas españolas esperan en general que el entorno económico de la región siga mejorando. El 64% de las encuestadas creen que será positivo, frente a un 18% que prevén un entorno negativo. El informe destaca que las dudas por el futuro del TLCAN que afecta a México, es el aspecto que más preocupa.

“Para el resto de la región la subida y estabilidad de las materias primas y la mayor demanda de China, Europa y EEUU permiten atisbar una influencia positiva del entorno económico mundial”.

 

Presencia en la región. La presencia de las multinacionales y grandes empresas españolas en Iberoamérica durante 2017 se mantuvo, en general, muy estable a pesar de algunas salidas como la de Gas Natural Fenosa de Colombia o de BBVA de Chile. “El crecimiento de presencia de las empresas sigue dependiendo de las pymes cuya presencia depende mucho del sector, pero que, en general apuestan por los países de la Alianza del Pacífico y Brasil”, explica el informe.