Rio de Janeiro. El banco Brasdesco, la segunda institución financiera privada de Brasil, obtuvo un beneficio neto en 2013 de 12.011 millones de reales (unos US$5.005 millones), un crecimiento del 5,5% en relación a 2012, informó este jueves la entidad.

En un comunicado, Bradesco atribuyó el beneficio a una expansión de su cartera de crédito y a la caída de las tasas de impago.

Así, del total del lucro, el 69,3% provino de operaciones financieras y el 30,7% de negocios con seguros, capitalización y pensiones.

La entidad atribuyó parte de los beneficios a los buenos resultados obtenidos en el cuarto trimestre del año, en el que las ganancias totalizaron 3.079 millones de reales (unos US$1.283 millones), 0,5% más que en el tercer trimestre y una expansión del 6,4% ante igual período de 2012.

El Bradesco terminó 2013 con una cartera de crédito de 427.273 millones de reales (unos US$178.030 millones), 3,6% más que en el tercer trimestre y un 10,8% más que en diciembre del año anterior.

Para este año, el banco espera una expansión de su cartera de crédito de entre un 10 y un 14%, según la nota.

En 2013, el patrimonio público del Bradesco creció 1,3% hasta los 70,940 millones de reales (US$29.560 millones), mientras que sus activos totales alcanzaron los 908.139 millones de reales (US$378.390 millones), 3,3% más que a finales de 2012.

El saldo hace del banco el tercer más grande de Brasil, tras el Banco do Brasil (público) y el Itaú-Unibanco (privado).

El año pasado, los préstamos para las empresas aumentaron 10,6% y los destinados a las personas físicas 11,2%, mientras que la tasa de impago de más de 90 días cayó del 4,1% de diciembre de 2012 al 3,5% en diciembre de 2013.

El indicador que mide las deudas sin pagar con más de 90 días de atraso, se redujo del 4,1% en diciembre de 2012 al 3,5% a finales de 2013.