París. El crecimiento económico de Francia mejorará gradualmente en 2013, pero permanecerá "considerablemente por debajo" de 1%, dijo el gobernador del Banco de Francia Christian Noyer en una entrevista que será publicada el lunes en el diario Les Echos.

Noyer, quien también es miembro del directorio ejecutivo del Banco Central Europeo, expresó que el panorama para la zona euro había mejorado después de que el BCE presentara su plan de compra de bonos sin precedentes y recibiera la autorización de Alemania para ratificar el Mecanismo de Estabilidad Europeo.

Sin embargo, el débil crecimiento de Francia en 2012 tendrá un efecto dominó en el panorama de 2013.

"Podemos esperar razonablemente un cambio gradual en el crecimiento en 2013, con un promedio que debería seguir estando considerablemente por debajo del 1%, dada la falta de crecimiento que persistirá a fines del 2012", dijo Noyer a Les Echos.

También declaró que las preocupaciones alemanas sobre el impacto inflacionario del programa de compra de bonos del BCE era exagerado, debido a que el banco central "esterilizaría" la compra de bonos al retirar el dinero adicional del sistema.