El Observador de Uruguay. "La evolución reciente de los indicadores parciales de actividad sugiere que la economía habría desacelerado su ritmo de crecimiento en el segundo semestre", informó este martes el Banco Central (BCU).

En su informe trimestral de política monetaria el BCU sostiene que con datos a mayo las importaciones de bienes de consumo sin automóviles medidas en dólares continuaron cayendo y acumularon cuatro meses de retracción.

En tanto, las ventas de autos 0 km exhibieron una fuerte caída en abril y mayo, en un contexto de elevada incertidumbre por el desarrollo de la crisis cambiara argentina, ubicándose por debajo del umbral de 4.000 unidades por primera vez desde setiembre de 2016, dice el informe.

Además, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), que había alcanzado el nivel de neutralidad en agosto de 2017, muestra una tendencia a la baja desde entonces, dice el BCU.

En tanto, el crédito al consumo, que había mostrado un retroceso en términos de tendencia-ciclo entre diciembre de 2017 y febrero de 2018, mostró un repunte en marzo y se mantuvo estable en abril, sin ser de este modo un factor que esté dando un impulso significativo al consumo.

"En cuanto a la demanda externa, las exportaciones de bienes medidas en dólares (fuente Aduana, sin incluir ventas desde Zonas Francas) mostraron un deterioro en términos de tendencia ciclo en abril y mayo. Esto se explicó en buena medida por la mala cosecha de soja, mientras que el resto de las exportaciones exhibe una caída en términos de tendencia ciclo a partir de marzo", afirmó el BCU.

El informe de cuentas nacionales correspondiente al segunto trimestre se conocerá en setiembre.

En el primer trimestre del año el nivel de actividad se expandió 2,2% respecto a un año atrás, lo que en términos desestacionalizados representó un crecimiento de 1,1% respecto al trimestre anterior.

Este mes los analistas que participan de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador volvieron a recortar sus expectativas de crecimiento económico tanto para este como para el próximo año. Además, prevén una mayor caída del empleo antes de fin de año, pero para 2019 anticipan un primer repunte en el número de puestos de trabajo.