Miami. Los millonarios en América Latina registraron un mejor desempeño durante la recesión global que sus pares en otras regiones.

Una combinación de políticas de inversión conservadoras con una recuperación fuerte en la región ayudó a los millonarios en América Latina a minimizar las pérdidas en los últimos cuatro años, según el último informe anual sobre riqueza global realizado por Merrill Lynch-Capgemini.

Su riqueza combinada aumentó 18,1% entre el 2007 y el 2010, superando el ritmo de crecimiento de los acaudalados de la región de Asía Pacífico, que se sitúan en el segundo puesto de los millonarios que más vieron incrementarse su patrimonio, con un 14,1%.

En tanto, los ricos estadounidense vieron cómo el valor de sus activos caía un 0,8% durante este periodo de cuatro años, mientras que los millonarios europeos sufrieron una pérdida de sus tenencias de un 4,4%.

Latinoamérica ha demostrado "su resiliencia y su capacidad de crecer de forma consistente", afirmó David Wilson de Capgemini Financial Services, uno de los autores del informe.

La región, sin duda, tiene grandes bolsas de pobreza y menos millonarios que otras áreas. Menos de medio millón de personas en América Latina tienen activos por 1 millón de dólares o más, estimó el estudio.

América del Norte es la región donde se encuentran más personas acaudaladas, con 3,4 millones de millonarios.

Los grandes bancos estadounidenses y de otras regiones no han ignorado la riqueza en América Latina. El estudio reveló que los asesores de inversión en la región aumentaron a medida que las economías locales volvieron rápidamente a crecer tras la crisis global.

Brasil y México son los lugares donde se encuentran las mayores concentraciones de dinero. Más de un 40% de los millonarios de América Latina viven en Brasil, según la firma inglesa Standard Chartered Plc.